Perspectiva desde el High Line

Nueva York es personas, música, arte, parques, negocios, estudio, cultura, moda, comida, arquitectura, libros, frio, calor, razas, gris y verde. Nueva York es todo a la vez. Caminar por las calles de Manhattan se siente como si la ciudad estuviera viva porque pasan cosas todo el tiempo, a cada hora, minuto y segundo.

Es una ciudad estimulante y movilizadora en todos lo niveles. Te permite ver, conocer, escuchar y aprender muchas cosas distintas. Y las cejas nunca descansan por la fascinación constante que sienten los ojos. Pero ¿qué produce esa cantidad de estímulos e imágenes a nivel interno?

Time Square v/s Japanese Garden

El hecho de que pasen tantas cosas al mismo tiempo en un mismo lugar es fascinante y a la vez abrumador. Es tanta la información que recibe nuestra mente, cuerpo y corazón que sin duda, nos van a reclamar espacios de silencio para procesar todo lo que están recibiendo.

Por eso, Nueva York es una ciudad que incentiva la reflexión. Primero porque al tener esa cantidad y calidad de contenido te hace reflexionar instantáneamente sobre lo que estás pensando y sintiendo y segundo porque el mismo hecho de tener tantos estímulos gatilla la búsqueda de lugares tranquilos para digerir lo que está pasando, produciendo así reflexiones muy profundas. 

Guggenheim Museum v/s Dia:Beacon

Eso me pasaba a cada instante mientras recorría este lugar. Buscaba lugares silenciosos y tranquilos dentro de la ciudad para reflexionar sobre la información que estaba recibiendo. Eso dió vida a una dinámica que se mantuvo durante todo el viaje. Que me permitió sostener toda la información que estaba recibiendo y que me hizo darme cuenta que es mi dinámica necesaria para la vida.

Uno recibe información a cada instante. De las redes sociales, de los amigos, de las lecturas, del paisaje y de uno mismo. Entonces para procesar y digerir esa información es muy necesario abrir espacios para observar y reflexionar que nos hace pensar y sentir esa información. Así uno puede drenar. Y ¿qué pasa cuando eso sucede? Se abren y se crean nuevas perspectivas. 

MoMA NY v/s Dia:Beacon

Datos de lugares silenciosos que se pueden encontrar recorriendo NY:

Dia:Beacon
Es un museo que queda en Beacon. Hay que tomar el tren desde el Grand Central y el viaje es una experiencia mágica. 

Neue Galerie
Una galería muy chica, que queda a dos cuadras del Guggenheim, de arte austriaco y alemán con una belleza que te llena el corazón.

​Prospect Park
Un parque hermoso que está en Brooklyn, mucho más salvaje que el Central Park. Además ahí puedes encontrar el Jardín Botánico y el Jardín Japonés.

NY Public Library
En pleno Manhattan. Un edificio de puro placer para los ojos. Eso si, recomiendo no ir el fin de semana.

Fotos: Maria José Manzur 

María José Manzur
Diseñadora gráfica y muchas cosas más. Diseño, arte, naturaleza, psicología, tarot, sueños, curiosidad, inquietud, luz, espiritualidad, vínculos, personas, amor y vida son palabras que me describen. Una parte de mi visión del mundo está en mi cuenta de Instagram: @marialacolorina