1. Su ubicación: en plena comuna de Quinta Normal, se erigen las 20 hectáreas del parque, al costado poniente del mítico Parque de los Reyes (lugar de antigüedades y pololeos). Me gusta que esté en este sector, ya que nutre con naturaleza a una zona acostumbrada a verse transitada por los miles de automóviles que pasan por la Costanera; al mismo tiempo que descentraliza las áreas verdes en el Gran Santiago.

2. Su multiplicidad de actividades: un anfiteatro, juegos infantiles, canchas de pasto sintético, juegos de agua (al estilo de los parques gringos donde todos se mojan para capear el calor del verano), y sus 42 k de ciclovía (Proyecto Cicloparque Mapocho 42k).

3. Su laguna artificial: formada por una entrada del río Mapocho, con 500 metros de extensión, ocupando 13 de las 20 hectáreas del parque, este espejo de agua se construyó no sólo para despejarnos de la falta de mar de nuestra ciudad, sino que también para realizar deportes náuticos. Eso sí, no es apta para el baño.

4. Sus botes pedaleables: además de ser una actividad diferente, es un súper ejercicio.​

5. Sus senderos: si no queremos entrar al agua, sólo necesitamos ponernos las zapatillas para recorrerlo con calma, sentarnos bajo la sombra de un árbol a leer, escuchar música, practicar yoga, o dormir una siesta.

6. Sus pasarelas: lindos caminos que cruzan los espejos de agua. Nos regalan un bello escenario para observar el parque, sacar una foto, y observar la puesta del sol.

7. Es gratuito: abierto de martes a domingo entre las 9 y las 21 horas, durante el verano; y hasta las 18, en invierno. Los lunes se encuentra cerrado por mantención.

8. Es para todos: no es un requisito ser vecino de la comuna.

9. Un parque justo: desde 2015, este pulmón verde le da un respiro a los habitantes de Quinta Normal, Renca, Independencia, Cerro Navia, y Santiago. Igualando, de alguna manera, el acceso a vegetación y recreación a sectores que parecen olvidados en nuestra ciudad. Sumándose así a una serie de iniciativas que prometen la construcción de 261 nuevas hectáreas de áreas verdes en diferentes comunas de Santiago.

10. Es una muestra ejemplar: de recuperación de terrenos baldíos y vertederos que no están obligados a convertirse en grandes y monstruosos edificios.

Gianitsa Corra
Soy periodista. Pasatiempo que me ha servido para escribir bien y conocer lugares. Estudié teoría y crítica de cine sólo para apreciar mejor películas y series. Amo los cafés de barrios, adoptarlos como oficina, y que sepan que me gusta el latte. Fotografío casas y edificios antiguos que me topo en el camino, antes de que alguna inmobiliaria los destruya
@Gianitsa
gianitsa.blogspot.com